El efecto memoria de nuestra piel

Ya todos hemos escuchado que la exposición al sol sin protección es muy peligrosa. Provoca daños que se acumulan día tras día en la piel. Esto se debe a...
proteccion-solar

Ya todos hemos escuchado que la exposición al sol sin protección es muy peligrosa.

Provoca daños que se acumulan día tras día en la piel. Esto se debe a que tiene “efecto memoria”, es decir, que el exceso de luz solar queda registrado sobre ella, al igual que cuando se ha producido una quemadura en el cuerpo.

La quemadura de sol es el nombre común que se le da a las lesiones en la piel que aparecen inmediatamente después de la exposición a la radiación UV.

Según la Dra. Adriana González, farmacéutica del Hospital Clínica Bíblica, “con el paso del tiempo, debido a la exposición al sol y al daño en la piel, se puede presentar un envejecimiento prematuro o, dependiendo de la gravedad, causar distintas lesiones como manchas, aparición de hijos de sol, arrugas, alergias, problemas en los ojos o cáncer”.

 

proteccion-solar2

 

Las quemaduras de sol son un signo de daño en la piel. Los rayos ultravioleta (UV) son una forma invisible de radiación. Estos pueden penetrar la piel y dañar las células. Causar lesiones durante cualquier estación del año y a cualquier temperatura.

Las lesiones leves solo causan enrojecimiento de la piel, aunque pueda doler un poco. Los casos más severos son cuando vemos pequeños bultos llenos de líquido (vesículas) o ampollas más grandes.

“Es posible que los primeros signos de una quemadura solar no aparezcan durante unas cuantas horas. El efecto total para la piel puede tardar en aparecer luego de un día, o incluso más tiempo”, comentó la Dra. González.

Prevenir es vida

  • • Mantengámonos alejados del sol cuando sus rayos son más fuertes (entre las 10 a.m. y las 4 p.m.).
  • • Usemos ropa protectora, existen camisas y gorras que incluyen filtros solares.
  • • Andemos siempre anteojos de sol con buena cobertura que realmente protejan contra los rayos UV.
  • • Evitemos las lámparas solares y las camas para broncearse.
  • • Revisemos nuestra piel con regularidad para detectar cambios en el tamaño, la forma, el color o la textura de marcas de nacimiento, lunares y manchas. Esos cambios pueden ser un signo de cáncer en la piel. En ese caso, debemos buscar atención médica de inmediato.
  • • Usemos protector con filtro solar (SPF) de 15 o más todos los días. No importa si no vamos a estar a la intemperie y OJO, hay que llamar las cosas por su nombre: son protectores y no bloqueadores. Por lo tanto, siempre debemos cuidarnos, aunque nos untemos de algún producto con SPF.
  • • Utilicemos luego de la exposición al sol una loción humectante tanto para nuestro rostro como para nuestro cuerpo.
Categorias
Salud

Relacionados