Escritos de Tino

Mensaje de whatsapp: “Mae, ahí vi en FB que una compa, María “La Rosa”, ¿se acuerda?, está recomendando llegar a un chante hoy, se apunta?”. Roberto: “Ok, pura vida,...
escritos

Mensaje de whatsapp: “Mae, ahí vi en FB que una compa, María “La Rosa”, ¿se acuerda?, está recomendando llegar a un chante hoy, se apunta?”.

Roberto: “Ok, pura vida, yo llego un toque tarde, porque ando en bici”.

Josué: “Yo también! Llégele!”

Entré tarde, sudoroso, un toque agitado. No sabía a qué había venido pero veo esta vara llena de gente, muchas canas, muchas corbatas, muchas enaguas debajo de la rodilla, mucho maquillaje. En una de las últimas filas, pero cerca de la entrada está Josué y con el casco de la bici me está guardando el campo. ¡Qué salvada!

Llego me achanto y cuando pongo mi casco debajo de la silla, veo un sombrero de copa, también en el piso. Levanto la vista y veo a este mae: ¡Ottón Solís!

Luego me entero que están otros de su generación o más viejos, vi a Oscar Arias sentado en primera fila. Una mae con la que hablo luego, con unos vinitos que ofrecieron al final, me dice que son Francisco Antonio Pacheco, Zarela Villanueva, Alicia Fournier, Leonardo Garnier. Gente de política.

Josué y yo somos de esos “millenials”, “medio hippies”, los que muchos intelectualoides no toman en serio todavía…¡¿Al Chile!?

attitude

Somos, de fijo, con María “La Rosa”, los 3 más jóvenes ahí. Trabajamos haciendo cerveza artesanal y llegamos ahí, por la recomendación, por el impulso y por ganas de entender cómo funcionan las cosas, porque mae, qué difícil lidiar con tanta burocracia, con gente que no te ayuda, con el desorden, con los requisitos de los requisitos.

Roberto y Josué estaban en la presentación del último libro de Constantino Urcuyo: Escritos.

Conocido como profe (académico), político (analista – politólogo), bloguero (influenciador) y escritor. Esta sexta obra presenta contradicciones y desafíos en 11 artículos publicados en su mayoría en Madrid y en París. Son textos sugestivos que requieren, dice Vilma Ibarra: “Dejarse guiar por el autor (…) por el viaje sobre institucionalidad y gobernabilidad democrática”. What?

O sea, hace un estudio del desencanto político. Así, frontal. Habla de los intereses, las inquietudes, las transformaciones. De la política en nuestro país y en América Latina. Critica. Toca el tema de la desigualdad, el malestar, el ansiado cambio, y las salidas mágicas y míticas. Advierte sobre la hoguera de la anti-política. Ayuda a conocer la CR de hoy. Dice que una gran mayoría nos sentimos distinto de lo que en realidad somos. Perdedores? Que muchos prefieren río revuelto. Pero que urge negociar y ceder espacios. Está hablando de política o de matrimonio? Hacer lo posible ahora en vez de no hacer lo imposible nunca.

Don Tino dice que hizo “Escritos” para entender un mundo complejo e interpelarlo. Para compartir e intercambiar: “La promiscuidad intelectual es una sana virtud”. ¡Salud! “La contaminación con los otros es sabrosa. Besar la realidad con múltiples respuestas”. Para crecer juntos a través de la lectura. Para hacerse responsable. Busca interlocutores. Socializar laberintos de la subjetividad. ¡Viva la diversidad!

Yo le pregunto: ¿para quién lo escribió?
“El libro está pensado para profesores, estudiantes universitarios y un público interesado en la política”.

Publicado por Uruk Editores. Por si lo quieren conseguir.

Categorias
Literatura

Relacionados